Así son las ventanas en otros países

En esta página ya sabes que nos gusta curiosear mucho en otras culturas. Y es que creemos que conocer la formad de ser de otros países nos sirve para saber mucho más de nosotros mismos y para abrir la mente. Nos gusta viajar y saber que cuando vamos a otros lugares sabemos comportarnos y no cometemos errores. Pues bien, hoy queremos hablar de una cosa muy curiosa, cómo son las ventanas en otros países.

Y es que hace poco que me enteré que en otros lugares del mundo no existían las persianas. Que es algo muy de España. Y la razón es muy curiosa, por eso he pensando que podríamos hacer lo mismo con las ventanas. El diario El País explica que esta falta de persianas estaba relacionada con la práctica del Calvinismo, allá por el siglo VIII. De este modo, demostraban “la honestidad y el no tener miedo a enseñar si eres pobre o rico”, es decir, el síntoma de no tener nada que ocultar. Es decir, que querían dejar todo al aire porque no tenían nada que ocultar. Seguro que la gente de estos países no han sufrido a las 8 de la mañana los primeros rayos de luz que tanto molestan. ¿Verdad?

Pues bien, ahora vamos a hacer una vuelta al mundo de las ventanas. Nos damos un paseo por las curiosidades más grandes que podemos encontrar en otros países.

Las Vegas

Ya sabemos que Las vegas es el mítico lugar perfecto para casarte a lo Elvis y para jugar a los casinos. Pues bien, si vas a allí vas a encontrar una cosa curiosa. Las ventanas de algunos hoteles apenas se abren. Y sí se abren lo hacen apenas 15 o 20 centímetros, espacio suficiente para permitir que la estancia se airee, pero que impide la salida de una persona a través de ella. Ya sabes por dónde vamos… se hace para evitar posibles suicidios desde los pisos más altos. Y es que Las Vegas, una ciudad en la que el juego provoca la pérdida de elevadas sumas de dinero, cuenta con uno de los índices de suicidios más altos de los Estados Unidos.

Italia

Si has tenido la gran ocasión de visitar dos localidades como son Burano o Venecia en Italia habrás visto el tipo de ventana en este país que le confiere una luminosidad y encanto especial. A través de sus fachadas de colores y sus variopintos cubre ventanas le dan una sensación única que convierten a estas urbes en entornos únicos. La verdad es que es una explosión de color. Son muchos los fotógrafos que han sabido captar muy buenas imágenes en estos lugares. Eso sí, de cómo se conduce en Italia, eso ya lo hablaremos otro día.

Rumanía

Hice un viaje a Bucarest y me encontré con una curiosidad muy grande. En esta ciudad, y como en muchas ciudades del país, intentan revestirlas de arquitectura clásica y mantener los antiguos adornos que le otorgan esa autenticidad a sus fachadas y convierten este tipo de ventanas en las características de este país. Estamos ante una unión muy natural que muestra la solidez arquitectónica del país. La verdad es que llama la atención.

Reino Unido

El Reino Unido es un país tan grande que como pasa en muchas cosas es complicado meterlo todo dentro del mismo saco. Pero es cierto el victoriano es uno de sus más famosos: a partir de las fachadas en los edificios construidos durante el reinado de la Reina Victoria (1837-1901). Seguro que es la imagen que tienes cuando ves películas del tipo Notingh Hill o Cuatro Bodas y UN Funeral. La verdad es que nos gusta mucho.

España

¿Y en España qué pasa? Pues que hemos sabido evolucionar muy bien. Hemos pasado de las ventanas que pesaban varios kilos a unas cada vez más sencillas pero efectivas. Y sobre todo eficientes. Aquí siempre ganan las ventanas de PVC de altas prestaciones con las máximas garantías, la que como nos indican desde Replus, tienen herraje perimetral, soldadura invisible, máxima estanqueidad, doble y triple vidrio con posibilidad de tratamiento, doble hoja sin poste central, doble maneta oscilobatiente y un amplio abanico de colores y texturas. Esas que permiten ahorrar energía y que nos hacen sentirnos tan cómodos en casa.

¿Qué te parecen cómo son las ventanas en el resto del mundo? La verdad es que es una muy buena forma de conocer la forma de ser de cada uno. Aunque lo cierto es que en España podemos estar bien orgullosos de tener grandes fabricantes de ventanas que nos hacen la vida mucho más fácil.