La cultura de Barcelona, la clave de su éxito

La cultura de Barcelona, la clave de su éxito

A la hora de recomendar un viaje a alguien de nuestra familia o de nuestros amigos, lo cierto es que no hace falta pensar en nada sofisticado y que podamos encontrar más allá de nuestras fronteras. España tiene absolutamente de todo y podemos satisfacer perfectamente nuestras necesidades dentro del país. Lo cierto es que España presenta una variedad de lugares a los que rendir visita que es extraordinaria y que no nos tiene que hacer sentir envidia de nadie. Y es que tenemos absolutamente todo tipo de turismos: cultural, histórico, de sol y playa e incluso de invierno. Una gozada.

Una de las ciudades que se encuentra a la cabeza en todo lo que está relacionado con el turismo en España es, sin duda alguna, la ciudad de Barcelona. La Ciudad Condal tiene una cantidad de lugares históricos que es, en efecto, digno de estudio. Aunque es verdad que la Sagrada Familia es la referencia turística del lugar, sitios como el Camp Nou, el puerto, la conocida como Catedral del Mar o la palaya de la Barceloneta son varios de los focos principales de una ciudad que tiene de todo.

Los datos que tiene Barcelona en lo relativo a número de visitantes refrendan todo lo que hemos comentado en los párrafos anteriores y es la explicación más evidente a la calidad de muchos de los lugares de la capital catalana. Una noticia publicada en el diario 20 Minutos hacía hincapié en que la provincia de Barcelona había recibido, durante el año 2017, un 3% más de turistas, hasta llegar de ese modo a los 12 millones de personas. Un dato que es realmente importante y que pone de manifiesto que muchas cosas se están haciendo bien en este sitio.

Otra noticia, en este caso publicada en el diario El País, informaba de las cifras que se maneja en cada provincia en lo que tiene que ver con turismo. En este caso, la provincia de Barcelona es también una referencia a nivel nacional según estos mismos datos. En 2016, fueron 11’7 millones de visitantes a lo largo del año. Y es que no cabe la menor duda de que todo lo que tiene para ofrecer una ciudad como esta es suficiente como para captar la atención tanto de turistas españoles como de visitantes procedentes de otros lugares del mundo.

España tiene una buena nómina de lugares a los que merece la pena acudir al menos una vez en la vida. Y es que nuestro país es culturalmente único, teniendo al mismo tiempo una buena nómina de lugares que pueden ser representativos de esta materia. Uno de esos lugares es Barcelona, que es un templo a la cultura gracias a la Sagrada Familia, a sus diferentes catedrales y templos y a su larga trayectoria cultural. Esa es una de las principales razones por las cuales cada vez es más y más gente la que acude hasta la ciudad. O al menos eso es lo que nos han comentado desde una entidad como Mercer Barcelona, que gestiona el hotel homónimo, uno de los hoteles de referencia de la urbe.

Cultura, sinónimo de dinero en España

La cultura es una de las máximas representaciones de nuestro país. Tanto en así que, en efecto, es una de las cuestiones que nos permite tener un mayor poderío económico a nivel nacional. Y es algo que tenemos que aprovechar y de lo que, de hecho, se aprovecha una ciudad como lo es Barcelona. La capital catalana es la máxima representación de la cultura española y es evidente que los beneficios que se obtienen de ello son más que interesantes.

Los resultados que se desprenden de este poderío de la ciudad de Barcelona se pueden comprobar simplemente con acudir a la ciudad y ver la cantidad de gente diferente que la visita. Y gente de diferentes características y de distintas condiciones sociales. Más positivo no puede ser este balance. Y la verdad es que no tiene pinta de que la importancia de este asunto vaya a ser de menor en los próximos años. Y es que sigue siendo elemental valorar todo lo que tiene que ofrecer una ciudad como lo es Barcelona.

El turismo es, y seguirá siendo, clave en todo lo que tiene que ver con nuestra economía. Y más todavía en lo que tiene que ver con Barcelona, una ciudad que no está compuesta únicamente de centros financieros. La Ciudad Condal es especial y tanto los españoles como los propios visitantes lo saben. Pocas ciudades hay en el mundo que se puedan comparar con ella.

 

Deja un comentario