La limpieza en las culturas del mundo

Oler bien, estar limpio o ir aseado son tres aspectos que a nadie le puede entrar en la cabeza que no sean dignos de elogio. Ahora bien, como suele pasar en muchos aspectos de nuestra vida, (sobre todo en lo gastronómico) todo depende de la cultura en la que vivamos. Por qué sí, en algunas culturas, lo de no lavarse está bien limpio. Echa un vistazo a este recorrido por la cultura de la limpieza en el mundo que vamos a hacer porque te vas a quedar impresionado con algunos aspectos. Al final todo se resume en un “limpio o no limpio” pues depende de donde hayas nacido.

Simplemente hay que remontarse a la Francia del siglo XVIII donde estaba de moda no lavarse, porque parecía que la nobleza perdía su estatus, y lo que hacían era darse polvos de talco. Sobre todo en la cabeza. Gracias a la literatura y, sobre todo, a los grabados, podemos conocer que se utilizaba tanto el sistema de ‘soplado’ (colocando los polvos en un cono de papel grueso y soplando para su dispersión), como lo que podría ser el antecedente del ‘spray’.

Y no lo decimos nosotros, lo dice un experto antropólogo holandés “Entre los primeros aprendizajes de un niño están las distinciones entre limpio y sucio. Lo que se considera limpio o sucio varía mucho de una sociedad a otra; varía incluso entre familias dentro de una misma sociedad. Lo que tiene que aprender un niño es cómo distinguir entre lo limpio y lo sucio…” (Cultures and Organizations, 2010, Geert Hofstede).

Ejemplos

Vamos con algunos ejemplos. En Estados Unidos es muy normal escuchar que “hay cosas más importantes que limpiar el polvo de la mesa del centro…” y muchas personas parecen tomar este consejo en serio. En España, sin embargo, es normal limpiar la casa todos los días (o contratar a alguien para hacerlo) y es habitual ver a gente limpiando a diario sus portales y hasta quitando el polvo de los azulejos de las ventanas. Así que si te invitan a una casa en USA, no te extrañe si ves que no está del todo limpia. Hay cosas mejores que hacer.

Y otra cosa muy curiosa es que en España encuentras suciedad en la calle y en los suelos de los bares, pero las casas están impecables por dentro. En Estados Unidos ocurre lo contrario: lo público está impecable, vas a ver los típicos barrenderos en todos los sitios, pero las casas por dentro pueden estar menos cuidadas, bastante menos en algunos casos. Y por ejemplo en nuestro país no dudamos en contratar empresas como Servinet del valles para limpiar cristales de las oficinas, algo que la cultura yankee no es que se lleve mucho.

En China, las bolsas de basura tienen que sacarse siempre por la puerta trasera de la casa, ya que por allí se despide el año, mientras que por la delantera se da la bienvenida al nuevo. todos los utensilios de limpieza que se usan este día, se guardan y no se vuelven a sacar hasta por lo menos pasadas dos semanas después del comienzo del año. ¿Qué te parece?

En Japón tienes que entrar sin zapatos a los sitios. Desde la escuela primaria hasta la secundaria, la limpieza es parte del horario diario de los estudiantes. Al llegar a la escuela, los estudiantes dejan sus zapatos en unos casilleros y se ponen zapatillas.

En Japón

En las casas, las personas también dejan sus zapatos de calle, en la entrada y se quedan con calcetines. Algunos ejemplos de limpieza japonesa extrema se han vuelto virales, como el ritual de limpieza de siete minutos de los trenes Shinkansen (trenes de alta velocidad que conectan todo el país), que se ha convertido en una atracción turística por derecho propio.

Luego hay países que son un desastre. Por ejemplo, en Afganistán es común que los residuos —domésticos, industriales y médicos— sean tirados en las calles o en cloacas abiertas, contaminando así el río Kabul, principal proveedor de agua potable. En muchos países africanos, te puedes imaginar montones de basura en la calle, agua contaminada, aire tóxico, plagas y enfermedades aunque parezca una escena apocalíptica, lamentablemente es una realidad.

Aún hoy día hay personas que no le dan valor a la limpieza ni cuidan los espacios comunes, pero la mayoría de la sociedad cada vez le da más importancia a estos aspectos., pero ya sabes que siempre puedes decir que todo es cuestión de culturas.