Latte Art, cómo hacer dibujos en el café 

Latte Art, cómo hacer dibujos en el café 

Si eres un auténtico apasionado del café como yo puede que sepas que es el latte art. Pero sino, deberías probar un buen café elaborado con esta técnica, ya que además de disponer de un sabor increíble da hasta da pena beberlo porque tienen dibujos increíbles realizados con la espuma de la leche. Y si eres fan del postureo seguro que conocerás esta técnica, ya que en Instagram las historias con cafés bonitos llaman bastante la atención. 

Pues bien, yo recuerdo perfectamente el primer café que tomé de este tipo. Fue en la cafetería de la franquicia Cool Bakery en San Vicente del Raspeig, y cuando el camarero me trajo el café con leche que había pedido me asombré y me faltó tiempo para sacar el móvil y hacerle una foto. Recuerdo que era un café con el dibujo de roseta y que me encantó y desde entonces ese local se convirtió en uno de mis sitios favoritos. 

Desde entonces, he probado muchos cafés con técnicas de latte art y también he intentado hacerlo yo en casa. Y en este artículo os voy a intentar acercar esta técnica, explicar sus orígenes y los principales trucos para dibujar en el café. 

· Qué es el latte art y su historia 

El latte art, también llamado art latte o arte del café, básicamente es una técnica para realizar dibujos en el café que permite transformar esta bebida en una auténtica obra de arte. Aunque se haya visto de manera exponencial en España en los últimos años cuenta con bastante historia. Se cree que surgió en los años 80 con la evolución de las cafeteras exprés que permitía a los baristas innovar. Si bien no hay un creador de la técnica, sino que se habla de dos baristas. Uno de ellos es norteamericano, se trata de David Schomer, un barista de Seattle y el otro es italiano, Luigi Lupi, que tras su experiencia actualmente se está dedicando a formar a otros baristas en la técnica del latte art. 

· Cómo dibujar en el café 

Y una vez conocida la historia del latte art vamos a lo que realmente interesa, cómo dibujar en el café. Hay que señalar que como cualquier técnica hay que perfeccionarla, los primeros dibujos puede que no te salgan como esperabas, pero a medida que sigas probando irás mejorando. En función del dibujo que escojas tendrás que realizar unos movimientos u otros, por lo que a continuación te vamos a explicar los trucos básicos. Y si quieres encontrar tutoriales para seguir paso a paso lo encontrarás fácilmente en Internet. 

  1. Tienes que texturizar bien la leche. El truco fundamental y el primer paso necesario es texturizar bien la leche, para hacerlo tendrás que tener un vaporizador, muchas cafeteras tienen este instrumento. Pero también puedes texturizar la leche con la ayuda de una varilla o batidora espumadora de leche, que la puedes comprar por un módico precio. Para hacer este paso muchos expertos utilizan una jarra metálica donde vierten la leche y ahí texturizan la bebida. Esta jarra facilitará posteriormente que hagas el dibujo con mayor facilidad. 

  2. Debes inclinar el café. Una cuestión fundamental para que el dibujo salga bien es que el café debe ser expreso y no te tienes que olvidar de inclinar bien la taza.

  3.  Posteriormente para realizar el dibujo existen diferentes técnicas, la más utilizada es vertiendo la leche a través del movimiento. Pero también se pueden realizar dibujos con plantillas. Las puedes hacer tú mismo o incluso comprar en tiendas especializadas. Pero las plantillas tan solo son para los dibujos más sencillos como corazones, estrellas u hojas. Y para que el dibujo sea más bonito puedes espolvorear sobre la leche un poco de canela o chocolate para aportar más color o sabor a la bebida. Si optas por dibujar en el café a través del movimiento de la leche puedes encontrar tutoriales sencillos en internet para seguir paso a paso. 

Esto es todo lo que debes saber para tener una primera aproximación sobre el latte art o el arte de dibujar en el café. Si te encanta esta técnica, puedes buscar cafeterías donde disfrutar los mejores cafés o incluso puedes comprar las herramientas necesarias para poder hacerlo tú mismo. Puedes comenzar por dibujos sencillos o utilizando plantillas para posteriormente ir subiendo el grado de dificultad. En cualquier caso, seguro que todos tus amigos y familiares querrán que les prepares un bonito café y seguro que sorprenderás a tus invitados. 

Deja una respuesta