Los peores alimentos para los dientes

Los peores alimentos para los dientes

Es una de las situaciones más lamentables, y desgraciadamente habitual. Cuando más estás disfrutando de una comida, va el maldito diente y se rompe. Ya sea diente, muela o cualquier tipo de pieza dental que tengamos. Incluida la famosa ortodoncia. Siempre piensas que se podría haber evitado. Y es que hay alimentos que están prohibidos para los dientes. Y más aún si tenemos nuestra boca poca cuidad o si tenemos brackets. Toma nota de las cosas que tienen que estar en tu lista roja para llevártelas a la boca.

La boca es la entrada de los nutrientes pero los que tienen que hacer el duro trabajo de masticas son nuestros dientes. Por eso, si tenemos las piezas débiles o contamos con algún tipo de objeto para mejorar la dentadura, tenemos que tener estas cosa en cuenta.

  • Snacks‘. Ya sabemos que este tipo de alimentos son irresistibles. Las patatas fritas, los gusanitos o los frutos secos contienen almidón que se queda atrapado en los dientes acumulando placa. Un buen cepillado y el uso del hilo dental evitarán una visita al dentista. Pero además tienes que tener mucho cuidado con los tipos como maíces o cacahuetes, al ser duros, pueden provocar que en un bocado te rompas el diente.
  • Zanahorias. Por este motivo también tienes que tener cuidado con las hortalizas que comes duras. Por ejemplo la zanahoria. Es muy habitual comerla cruda y hacerla tronchar entre nuestros dientes. Pues mucho ojo. Además los alimentos que se ingieren en forma de palanca pueden ser muy dañinos para nuestros dientes. Lo mismo puede ocurrir con la sana manzana. Por eso, en estos casos, la mejor recomendación es que se siga comiendo particéndola previamente en trozos. Es decir, usa un cuchillo.
  • Caramelos duros y chicles. Los caramelos duros exponen nuestros dientes al efecto del azúcar durante un tiempo considerable. Además, si optamos por masticarlos, pueden ser el detonante fatal para un diente roto o astillado. Así que ten mucho cuidado. Lo mismo puede ocurrir con los chicles. Mucho cuidado porque como tengamos las piezas dentales débiles puede ser una tragedia.
  • Hielo. Solo los más duros pueden pasar esta prueba. Pero seguro que en más de una ocasión, cuando has terminado de tomar un refresco, aprovechar para morder un hielo. Aunque esté hecho de agua pura, masticar sustancias duras y frías puede dañar el esmalte dental. Además, notarás la sensibilidad que tienes en tu boca. Las encías también pueden sufrir mucho.

En este caso porque te pueden manchar los dientes. Tanto el café como el té pueden manchar los dientes por los taninos que contienen. Es importante cepillarlos tras ingerir estos líquidos, así como reducir la cantidad que tomamos diariamente al mínimo.

Ahora se ha puesto de moda añadir cítricos a muchas comidas. Una idea que no es la mejor para nuestra boca. Los alimentos ácidos deterioran el esmalte favoreciendo las caries y el jugo de los cítricos pueden irritar las llagas en la boca. Asimismo, otros alimentos ácidos como el vinagre o los encurtidos (cebolletas, pepinillos) en exceso pueden dañar el esmalte de forma permanente. Así que la próxima vez que te lo lleves a la boca tendrás que pensártelo dos veces.

Alcohol

El alcohol ataca nuestra salud bucal desde todas partes: en exceso, deshidrata y seca la boca, lo que puede provocar que el flujo de saliva se reduzca fomentando la aparición de caries e infecciones orales. Ni que decir tiene que después de una noche de copas, es obligatorio el cepillarte los dientes. Aunque sean las seis de la mañana. Si no, provocarás una placa de bacterias que a la mañana siguiente te arrepentirás.

Estos son algunos de los alimentos que pueden provocar un daño en tus dientes, tanto de manera interna como externa. Además, como te decíamos antes, si tienes ortodoncia tendrás que tener más cuidado aún ya que se puede producir el salto de un braket. Lo que está claro es que a la hora de comer hay que mirar con lupa lo que nos metemos en la boca.

Deja un comentario