Pisto manchego, una sabrosa receta, típica de la gastronomía de Albacete

Pisto manchego, una sabrosa receta, típica de la gastronomía de Albacete

El pisto manchego es una fritada hecha con diversas verduras, como calabacín, pimientos verdes y pimientos rojos, entre otros. Se trata de aprovechar al máximo los alimentos de la huerta. Es un plato tradicional, que originariamente consumían los campesinos. Hoy, es una de las recetas más populares de la gastronomía manchega.

Por norma general, el pisto manchego se sirve pequeñas cazuelitas de barro individuales, acompañando a otros platos.

¿Quieres aprender a hacer esta estupenda receta típica de Albacete? Es fácil, descuida. Ahora te contamos cómo prepararla. ¡Empezamos!

Receta del pisto manchego

Es una receta muy sencilla que no te llevará más de 2 horas, 20 minutos para su elaboración y 1 hora y 45 minutos para cocinarlo.

Ingredientes para 4 personas

  • Dientes de ajo2
  • Cebolla250 g
  • Pimiento verde200 g
  • Pimiento rojo200 g
  • Tomate 4
  • Calabacín300 g
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación del pisto manchego

  1. Calentar el agua en una cacerola amplia y llevar a ebullición. Retirar la parte dura de los tomates y practicar un corte de cruz en la base. A continuación, introducir en el agua hirviendo durante unos 15-20 segundos. Pasado ese tiempo, retirarlos e introducir y en un bol de agua helada. Pelar y triturar.
  2. Pelar los dientes de ajo y la cebolla y picamos en trozos muy finos. Lavar bien el resto de las verduras y cortar en pequeños trozos de igual tamaño. Reservar por separado, para ir añadiendo a la cazuela por partes.
  3. Calentar una cantidad generosa de aceite de oliva virgen extra en una cazuela y pochar el ajo y la cebolla picados durante 15 minutos a fuego suave. Añadir el pimiento picado y pochar durante otros 15 minutos más. Finalmente, incorporar el calabacín y el tomate triturado,
  4. Salpimentamos al gusto, tapar y dejar pochar durante una hora y media, como mínimo.
  5. Transcurrido este tiempo, subir el fuego y cocer durante 15 minutos más o hasta que el agua del tomate se haya evaporado.
  6. El objetivo es que quede un plato jugoso, pero no aguado, y con todos sus ingredientes Queremos que nos quede jugoso, pero sin restos del agua que sueltan las verduras, con todos los ingredientes bien mezclados.

Y puedes saborear el mejor pisto manchego en el Cortijo El Sapillo, en Nerpio, una casa rural enmarcada en una zona de más 300 hectáreas, que permite pasear por cercanos bosques en los que observar aves y otros animales. Se trata de un lugar ideal para el descanso,  pero también para disfrutar su entorno natural y cultural, ya que la zona está plagada de restos fósiles marinos de gran valor paleontológico. Esta casa de turismo rural está rodeada por tierras que destacan por su rica y variada vegetación: romero, tomillo, retamas, coscojas, esparto, jara, matorrales espinosos de las cumbres y árboles como el pino, la sabina, la acebeda o el nogal.

Otros platos típicos de la gastronomía popular albaceteña

  1. Migas ruleras

Las migas ruleras es un plato que en otros tiempos solían consumir los pastores, con el fin de aprovechar el pan que les quedaba seco. La base del plato no es más que pan desmigado, que se mezcla con otros ingredientes, que pueden ser variables, e incluyen el ajo y el aceite de oliva virgen extra, todo ello, muy bien picadito. Antes, es necesario remojar el pan, durante al menos dos horas, y a continuación, se tuesta es una sartén a fuego lento. Para acompañar, nada mejor que la fruta, como la uva o el melón. Es ideal para combatir el duro frio del invierno.

  1. Mojete

El mojete es un tipo de ensalada típico en toda Castilla la Mancha. Sus ingredientes principales son el tomate, la cebolla o cebolleta, aceitunas negras, sal, aceite de oliva, y algún otro ingrediente más.  Para su elaboración se trocea el tomate y se pone en un bol junto con la cebolleta y sal. Se añaden las aceitunas, y se aliña con el aceite de oliva virgen extra. Por lo general, se suele acompañar de pan para mojar, de ahí el nombre de mojete.

Bueno, aquí me despido, que de tanto hablar de comida me ha entrado el hambre. ¡Bon appetit!

Deja un comentario