Salud mental

Cada vez a las personas les afecta más el estrés, los problemas de pareja, los problemas que tienen en el trabajo e incluso, al llegar a casa se encuentran con peleas, desacuerdos y esto produce un gran malestar a nivel emocional.

En muchas ocasiones todo esto puede afectar a la salud mental y como consecuencia de ello se siente malestar interno, aparece la ansiedad e incluso muchas personas caen en depresión.

Hay quien piensa que con un simple paseo estas cosas se acaban arreglando pero lo cierto es que no hay que tomarse a broma la salud mental.

¿Qué entendemos por salud mental?

Cuando se habla de salud mental se hace cierta referencia a un estado de bienestar en el cual la persona es capaz de realizar sus capacidades y puede llegar a hacer frente al estrés de su vida diaria, así como trabajar de una forma que sea productiva y contribuye en la comunidad.

La salud mental es todo fundamento del bienestar de cada individuo y de un buen funcionamiento de la comunidad además es algo fundamental para la capacidad colectiva que existe de poder manifestar los sentimientos y poder interactuar con los demás.

Con respecto a la salud mental hay que tener en cuenta que concierne el bienestar en el sentido emocional además de en el psicológico y en el social.

Afecta a la forma en la cual se piensa o se siente cuando se afrontan determinadas situaciones de la vida y ayuda a que se pueda llegar a  determinar la forma en la cual se puede llegar a manejar el estrés y las relaciones con el resto de personas.

La salud mental y su importancia

El concepto de salud mental hace especial mención a un bienestar de tipo cognitivo, conductual y además emocional, es decir, se trata de cómo son capaces de pensar, sentir y comportarse los individuos.

Por regla general cuando alguien dice que tiene que acudir al psicólogo o al psiquiatra se suele pensar que tiene algún tipo de trastorno, que está loco o que no está bien de la cabeza.

Esto se suele pensar de esta forma debido a que nadie nos ha llegado a inculcar que el hecho de recibir ayuda profesional puede ayudar a que se puedan ver diferentes tipos de perspectivas en referencia a lo que se piensa o a la forma en la cual se ven las cosas y ayuda a que se reflexione y a que se pueda llegar a a afrontar los problemas que con madurez y desde el conocimiento.

Desde PSI psicología piensan se tiene que llevar a cabo una mejora en la atención de los diferentes trastornos mentales que existen y que en ocasiones tenemos que evitar dar pastillas a los pacientes ya que éstas no solucionan todos los problemas.

En ocasiones resulta más eficaz poder hablar con un profesional acerca del problema que se está manifestando con el fin de que nos pueda dar su punto de vista.

Beneficios de tener una buena salud mental

  • Permite tener un equilibrio psicológico además de social: el tener una buena salud mental se traduce en un buen estado de equilibrio para uno mismo y con los demás. Cuando una persona se siente bien consigo misma pueden gestionar de una mejor forma las dificultades que se presenten en el día a día.
  • Permite crear relaciones que son saludables: si la persona cuenta con una buena salud mental va a garantizar que tenga unas relaciones que sean saludables además de enriquecedoras con el entorno cercano.
  • Ayuda a que se pueda gestionar el estrés: el estrés de tipo crónico puede ocasionar un sinfín de problemas. Hay que saber diferenciar entre la adrenalina que se expande en nuestro cuerpo en determinadas ocasiones a estar constantemente con una sensación de agobio.
  • Permite que se pueda mantener la ansiedad a raya: a veces el estrés se puede transformar en ansiedad y esto es una clara señal que indica que ciertos aspectos de la vida nos afectan de una forma profunda y que de forma inconsciente lo estamos ignorando. Cuando se goza una buena salud mental se puede tener una perspectiva de forma más clara y asimilar mejor los problemas.
  • Aporta una ayuda para poder afrontar las presiones del día a día: el contar con una buena salud mental permite que se afronten todas las presiones del día a día. Tener un estado psicológico que sea óptimo va a ayudar a que la autoestima esté fuerte.

Como puedes observar la salud mental no es algo que haya que tomarse a la ligera ya que gracias a ésta se pueden hacer frente a los problemas diarios.