Cómo son las casas tradicionales en Japón

Japón es un país de contrastes entre la tecnología y su cultura tradicional. Y este contraste se puede apreciar también en la arquitectura. Porque en las grandes ciudades se apuesta cada vez más por edificios modernos, caracterizados por el uso de materiales innovadores y con una estética actual y similar a la de otros países desarrollados. Sin embargo, este tipo de edificios distan mucho de las casas tradicionales japonesas. Pero, ¿Cómo son estas edificaciones de estilo tradicional? Pues lo vamos a explicar en este artículo.

Exterior de las viviendas

Los tejados, la principal característica exterior

Los exteriores de las casas japonesas destacan por su característico tejado. Estos tipos de tejados se denominan ‘hisashi’ debido al gran alero que sobresale del edificio. Esta característica ayuda a proteger las viviendas de la intemperie y de las lluvias torrenciales en algunas zonas de Japón.

Otra característica del exterior de las casas tradicionales japonesas es que la fachada es de color blanco combinada con elementos en madera. “El color blanco en las fachadas es una apuesta segura que se utiliza en viviendas de todo el planeta. Entre las ventajas de este color hay que recalcar que permite mantener el interior de las casas más fresco, aporta iluminación y combina con todo tipo de estilos”, indican desde Pinturas Decolor, empresa proveedora de pinturas, revestimientos y tratamientos especiales.

Jardines japoneses, la riqueza de la casas

La belleza de la naturaleza es apreciada por los japoneses y por eso en la mayoría de casas tradicionales y villas se pueden encontrar preciosos jardines. Además, la arquitectura tradicional siempre buscaba crear un espacio exterior por pequeño que fuese.

Los jardines japoneses suelen contar con diferentes elementos entre los que hay que destacar el agua. Así, en un jardín japonés no suele faltar un pequeño estanque o una fuente. Pero también hay otros elementos característicos como las lámparas tradicionales y el uso de plantas como el bambú, el arce japonés, el cerezo o la camelia.

Interior de las viviendas

Genkan, una zona de entrada en la que dejar los zapatos

Una tradición japonesa que cuenta con bastante arraigo en la población es la costumbre de descalzarse nada más entrar en casa. Y debido a esta tradición la zona de entrada de las casas japonesas cuenta con genkan. Un área destinada a que los miembros del hogar y los invitados se puedan descalzar.

Esta zona también es normal que esté a un nivel más bajo que el resto de la casa. Esto se debe a que la arquitectura siempre se adapta a las características del entorno. Así, en Japón son frecuentes las inundaciones y que la entrada esté a un nivel inferior que el resto de la vivienda puede proteger la zona principal del agua.

Baño con estancias separadas

Una estancia que es bastante diferente en las casas japonesas que en las casas europeas u occidentales es el baño. En las viviendas de Japón el baño se encuentra divido en dos zonas. Así, por un lado se encuentra el inodoro y por otro el furo, donde se encuentra la bañera. En el furo también hay una zona para que los habitantes se puedan lavar el cuerpo. Y es que el proceso de higiene y aseo de los japoneses es bastante diferente al español o europeo. Así, se suelen enjabonar fuera de la bañera y reutilizan el agua entre varios miembros de la familia.

Puertas de estilo ‘Shōji’

Las habitaciones japonesas suelen contar con puertas corredizas de estilo ‘Shōji’. Este tipo de puertas seguro que las has visto en películas y series asiáticas y se utilizan para separar estancias desde salas de estar a dormitorios.

Las puertas ‘Shōji’ son puertas corredizas que cuentan con un panel de madera y suelen estar también hechas de papel o incluso en algunos casos de seda. Las áreas fabricadas de papel suelen ser traslúcidas lo que aporta luminosidad.

El uso de este tipo de puertas es una forma sencilla de separar las estancias y jugar con el tamaño de los espacios, ya que si se abren las puertas se pueden unir diferentes habitaciones pero si se desea mayor intimidad tan sólo hay que cerrar la puerta.

Además, no sólo se pueden ver puertas de este estilo también hay ventanas diseñadas con estos materiales y estética.

Estas son las principales características de las casas tradicionales japonesas. Algunos de estos elementos se pueden apreciar actualmente en las viviendas más modernas, ya que forman parte de su cultura. Sin embargo, otros elementos se han ido dejando atrás y se está apostando por opciones más modernas.