La bollería nacional, líder en Europa

La bollería nacional, líder en Europa

Vivimos en un país en el que está claro que la mayoría de la población es amante de la bollería y de todo tipo de repostería. España tiene una enorme variedad de este tipo de productos y la verdad es que somos una referencia en este sentido, tanto en lo que tiene que ver con Europa como en lo que respecta al escalafón mundial. Podríamos decir que cada pueblo o ciudad tiene sus propias especialidades, con independencia de los productos que se comercialicen a nivel general en todo el país. Y esto nos hace totalmente especiales.

Este es precisamente uno de los grandes reclamos de nuestro país a nivel turístico. Es cierto que no tanto como el sol, la playa, el clima, la costa y todo lo que tiene que ver con nuestra posición geográfica. Pero cuenta y mucho. Y es que la tradición española es una de las que cuenta con una mayor cantidad de adeptos en todo el mundo. Cultivarla y promocionarla es algo que depende, en cierta medida, de todos los productos que son típicos de nuestra tierra y que nos hacen destacar ante los ojos del mundo.

La bollería es, sin lugar a dudas, una de nuestras grandes especialidades. Los datos así lo vienen reflejando con el paso de los años. En concreto, hemos querido hacer referencia a una noticia que fue publicada en el portal web de Las Provincias y que aseguraba que cada español consume de media un total de nueve kilos de bollería cada año, lo que nos da una idea de la importancia que le damos los españoles y las españolas a este tipo de productos. No es para menos. Su sabor es inconfundible y nos garantizan alegría y felicidad.

Hay pocas cosas que caractericen tanto a España como lo es el surtido de productos de bollería de los que disponemos en nuestros pueblos y ciudades. Ese es el motivo por el que este tipo de productos llaman tanto la atención entre nuestra propia población y entre todos aquellos que vienen para conocer nuestro país. Los profesionales de El Molí Pan y Café, una franquicia que apuesta por productos artesanales y propios de nuestra tierra (con una apuesta importante en lo que tiene que ver con bollería), nos han comentado que los productos de bollería garantizan una demanda constante e interesante todos los años.

Este sector ha sido uno de los que más ha crecido en los últimos años en un país como el nuestro, favorecido, claro está, por el enorme gusto que tenemos los españoles por probar productos de bollería. Y es que no hay casa en este país que no cuente con algún tipo de postre o desayuno especial entre sus paredes. Es algo que, como decimos, es pura tradición y que sabemos que se va a mantener de cara a los próximos años y décadas. Y es un aspecto en el que, además, no paramos de mejorar conforme avanzan los años.

Un fenómeno que también viene siendo tendencia en el continente europeo

Es cierto que la situación que hemos descrito puede llegar a asemejarse en algún país de nuestro entorno. De hecho, una noticia que fue publicada en la página web de la agencia de noticias Europa Press informaba de que la industria de la panadería, bollería y pastelería del Viejo Continente facturó más de 130.000 millones de euros en el año 2012. La verdad es que se trata de un dato realmente importante y que manifiesta que este tipo de actividades tienen una importancia que no debe ser minusvalorada en ningún caso.

No obstante, tenemos la sensación de que, en lo que tiene que ver con Europa, España sigue siendo una de las referencias absolutas. Nadie es capaz de tener un surtido tan variado como lo es el nuestro y, de hecho, muchas de nuestras grandes recetas se exportan al extranjero a causa del éxito que tienen entre una enorme cantidad de turistas de los que cada año vienen a disfrutar nuestro verano o a vivir in situ alguna de las cuestiones relacionadas con nuestra Historia.

Es evidente que los productos y las recetas de repostería tienen esa capacidad (de la que no disponen todos los alimentos, por cierto) de llamar la atención con una facilidad pasmosa en muchas ocasiones. Y es que eso se multiplica en un país como el nuestro. Esta es una muy buena noticia teniendo en cuenta que a todo tipo de personas les suele gustar disponer de bollería en casa. Por lo tanto, nos parece lógico que la facturación del sector en España siga creciendo. Ese es el camino que tenemos que seguir para continuar siendo la referencia a nivel continental. Porque lo somos y tenemos que creérnoslo.

 

Deja un comentario