La donación de semen En España

La donación de semen En España

En la actualidad hay más de 600.000 parejas en España que sufren problemas de infertilidad. Cada año se diagnostican 16.000 nuevas parejas con problemas de procreación. En el 30% de los casos es por causas masculinas. Unas cifras que cada vez son mayores. Y es que a los españoles nos cuesta mucho ser padres. Por eso, en este proceso es vital la donación de semen. La donación de semen es una realidad a la que en España, por suerte, se da respuesta desde hace 30 años.

Los problemas de esterilidad son cada vez más frecuentes. Seguro que conoces a hombres o parejas que se han encontrado en esta situación. Las causas de infertilidad en los hombres son muy variadas. Por ejemplo, las alteraciones del tracto genital, los problemas de erección, las alteraciones en la producción de semen, situación anómala del meato urinario y obesidad extrema. Pero esto puede cambiar.

Convertirte en donante de semen puede cambiar la situación de todas esas parejas que desean ser padres y se encuentran con un problema de infertilidad masculina. Tu donación de semen será totalmente anónima, rápida y sin tratamiento farmacológico. Además, tendrás a tu disposición analíticas que te servirán en el futuro si deseas ser padre. Por su parte, el donante de semen recibirá una compensación tal y como establece la Ley española para cubrir posibles molestias, desplazamientos o gastos asociados a la donación de semen.

Cómo es el proceso

El proceso de donación de semen en España es mucho más sencillo de lo que te imaginas como nos explican desde la clínica Ividono. Quizás muchos hombres no quieren hacerlo porque se piensan que es complicado. Pero no es así. Una vez hayas decidido que quieres ayudar a otras parejas a cumplir su sueño de ser padres, te contamos muy brevemente sobre cómo es el proceso para donar semen:

Una vez que te hayas puesto en contacto con la clínica,  ellos te darán de alta en un sistema, te programarán una cita en una de sus clínicas que más cercana se encuentren de ti. Una vez ya en su clínica, conocerás al equipo médico, que te explicará paso a paso el procedimiento y aclarará todas tus dudas. Puedes estar tranquilo porque la donación de semen es confidencial, anónima y voluntaria.

En las primeras dos o tres citas se tomarán muestras de tu esperma, a los cuales se les realizarán unas pruebas y analíticas, para confirmar que puedas ser donante. No te preocupes, es un proceso rutinario. Una vez los resultados sean positivos, empezarás las citas de donación semanales y se te compensará según lo establecido por la Ley Española.

En cada una de las clínicas en España hay grandes equipos de profesionales que te explicarán al detalle el proceso de donación de semen. Si tienes cualquier duda te la aclararán en el momento.

Por tu acto voluntario y altruista tendrás derecho a una compensación económica como lo establece la Ley de Reproducción Asistida. Nunca tendrá un carácter lucrativo o comercial.

Compensación económica

El donante de esperma recibirá una compensación económica (como establece la ley) para cubrir posibles molestias, desplazamientos o gastos asociados a la donación. Según la normativa vigente –Artículo 5.3 de la Ley 14/2006, sobre técnicas de Reproducción Humana Asistida-: “La donación nunca tendrá carácter lucrativo o comercial. La compensación económica resarcitoria que se pueda fijar sólo podrá compensar estrictamente las molestias físicas y los gastos de desplazamiento y laborales que se puedan derivar de la donación y no podrá suponer incentivo económico para ésta.

Cualquier actividad de publicidad o promoción por parte de centros autorizados que incentive la donación de células y tejidos humanos deberá respetar el carácter altruista de aquélla, no pudiendo, en ningún caso, alentar la donación mediante la oferta de compensaciones o beneficios económicos.

Detalles a tener en cuenta

El Ministerio de Sanidad y Consumo, previo informe de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, fijará periódicamente las condiciones básicas que garanticen el respeto al carácter gratuito de la donación.”

Ahora bien, no pienses que por no poder donar semen eres infértil. Es una duda muy común pero que sí que nos gustaría advertir. Ser infértil no tiene nada que ver con no poder ser donante. Si no se puede ser donante es porque algunos de los requerimientos que marca la Ley o no las cumple el donante. El esperma muchas veces es de alta calidad, pero no lo suficiente para los requerimientos de un proceso de fertilidad posterior.

Por último, si te decimos que no se pueden tener relaciones sexuales durante el proceso. Es preciso que la calidad del semen sea máxima y es por ello que te pedimos que en 3 días no tengas relaciones sexuales. Seguro que puedes aguantarlo, ¿verdad?

Deja un comentario