Los hoteles de lujo: un oasis para escapar del mundo

Los hoteles de lujo: un oasis para escapar del mundo

Los hoteles tienen muchas  maneras de ser calificados, una de ellas es la tradicional cantidad de estrellas que varían entre una y cinco dependiendo de algunas características del hotel, otra es la de Parador, la de los nuevos hotel boutique, hoteles con encanto y, por último, los hoteles llamados de lujo. Ahora veremos algunas de sus características y por qué se le atribuye ese adjetivo.

Los hoteles que pueden valorarse por estrellas, varían normalmente, entre una y cinco, aunque podemos encontrar hoteles con seis e incluso hasta con siete estrellas. El periódico ABC en su formato digital contiene un artículo titulado “Cómo se otorgan las estrellas de los hoteles” en el que advierte de que en España no existe una reglamentación específica bajo la cual se pueda atribuir a un hotel una cantidad de estrellas clasificatoria, sino que cada comunidad autónoma dispone de este tipo de clasificación bajo sus propios criterios. Sin embargo, todos estos territorios deben atender a unos requisitos mínimos para poder ser clasificados: “en esta lista figura el sistema de protección de incendios e insonorización de todas las instalaciones; los precios máximos de los servicios que deben estar expuestos en la recepción en un lugar visible así como la obligación de tener una lista de precios en la habitación de los servicios extra (por ejemplo, teléfono, lavandería, garaje). El hotel además, debe exhibir en la entrada principal una placa normalizada con la categoría”, informa Paloma Santamaría. La cantidad de estrellas dependerá de características como las medidas de las habitaciones, el baño y las camas y también de los servicios de los que disponga el huésped tanto en su habitación como en el resto del hotel, como calefacción, teléfono, ascensor, caja fuerte, piscina, gimnasio, etc. En cuanto a los hoteles calificados con seis estrellas, la revista digital de ¡Hola!, ha realizado una selección de seis hoteles de seis estrellas advirtiendo en primer lugar que esta calificación es subjetiva puesto que consideran que estos hoteles superan con creces la calificación de cinco estrellas dados sus estándares de calidad su lujo y la exclusividad de sus instalaciones y servicios. La importante plataforma trivago, por su parte, ha realizado otra lista de siete hoteles de siete estrellas de todo el mundo en los que, tal y como nos informan, prácticamente no hay límites a las exigencias: Helicópteros, coches deportivos, cenas de lujo, islas privadas…

Los paradores son hoteles muy singulares que sólo se encuentran en España, por lo que no responde tanto a un tipo de calificación sino a un conjunto de características que le otorgan un interés de tipo turístico nacional. La página web Wikiviajes ha definido este tipo de alojamientos como “un conjunto de hoteles de alta categoría distribuidos por toda España, localizados en edificios emblemáticos o emplazamientos destacables que han sido seleccionados por su interés histórico, artístico o cultural. A la singularidad de sus emplazamientos, se une una propuesta gastronómica, que recupera y pone en valor la cocina tradicional de las regiones en las que se encuentran ubicados”. De esta manera, cuando nos alojamos en un Parador de Turismo, nos hospedamos en un lugar emblemático de nuestro país, mimetizándonos con la época en la que fue construído y con el pueblo en el que se sitúa al alimentarnos también con platos tradicionales de estos lugares.

En cuanto a los llamados hoteles boutiques, se trata de alojamientos ubicados en los barrios más dinámicos y de moda de las ciudades, con una arquitectura propia, un diseño elegante y cuidado y, a menudo, temático. El ambiente y la decoración están siempre pensadas para proporcionar un ambiente íntimo y relajado. Son alojamientos pensados para parejas o personas de negocios que viajan solas y buscan sentirse cómodos y bien atendidos en un espacio sofisticado.

LOS HOTELES DE LUJO NO NECESITAN CALIFICACIÓN

En lo referente al último tipo de hoteles de los que hablábamos al principio de este artículo, no necesitan entrar en ningún tipo de calificación anteriormente señalada, pues son joyas en sí mismos que hacen que sus huéspedes se sientan como verdaderos reyes y reinas. Entre sus características podríamos destacar su localización geográfica, pues o se trata de un lugar apartado para quienes precisan de privacidad o en pleno centro de las ciudades más emblemáticas de nuestro país, como Madrid, Barcelona o Sevilla. Entre los servicios que ofrecen este tipo de hoteles está el de el restaurante mejor valorado de la ciudad, spa, gimnasio, piscina climatizada y exterior, etc. por no hablar de las dimensiones de las habitaciones y de los servicios que encontramos en ellas, desde jacuzzi, sauna o ducha con hidromasaje, terrazas con las mejores vistas de la ciudad, etc. Este tipo de hoteles pueden ser de tipo tradicional o tratarse de una casa convertida en hotel de lujo, como es el caso de Mercer Hose Bòria en Barcelona, un edificio de apartamentos turísticos de lujo, ubicado junto a los principales puntos de interés del centro de Barcelona. Este tipo de alojamientos presenta un perfil de huésped que busque exclusividad y unos servicios a la altura del alojamiento, como puede ser un servicio de alquiler de coches y peluquería.

Como vemos, la gama de ofertas de alojamientos es amplia y para todos los gustos y bolsillos, desde hoteles de una estrella y de cinco hasta siete, paradores turísticos que bien podrían tratarse de monumentos, hoteles boutiques o de lujo, donde la exclusividad y el lujo envuelven al huésped a cada momento.

Deja un comentario