Polvorones: una tradición gastronómica española que potencia su variedad y sabores

Tenemos encima la Navidad y no es sorprendente que llevemos ya bastantes semanas hablando de algunas de las cosas que son típicas de este momento del año. En efecto, ya en septiembre y octubre se habla de los regalos que vamos a hacer, de lo que vamos a preparar para las cenas y comidas importantes de la Navidad, de cómo organizar la comida de empresa o de la mismísima Lotería de Navidad, que es un foco de ilusión al que aferrarse cada vez que el calendario marca que es 22 de diciembre. En este tipo de cosas consiste un periodo como del que estamos hablando.

No es de extrañar, por tanto, que la palabra «polvorones» ya esté siendo habitual en las conversaciones que mantiene la gente en pleno mes de diciembre. Sin duda, estamos hablando de uno de los productos más típicos de la cultura y la gastronomía española y no cabe la menor duda de que hay millones de personas en todo el país que cada año desean que llegue diciembre para empezar a consumir estos productos. La variedad de los que existen ha hecho que la cantidad de público que compra polvorones durante las semanas previas a la Navidad sea tremenda.

Hemos querido recurrir a un clásico, al portal web Statista, para tener acceso a un estudio que nos revele datos acerca del consumo de polvorones y otros productos navideños en nuestro país. En lo que tiene que ver con los primeros, los polvorones, se consumieron en 2021 9’5 millones de kilos, si bien es cierto que en esta categoría también se tienen en cuenta los mantecados. Un producto como el turrón se encuentra ligeramente por encima, con 9’9 millones de kilos y hay una categoría llamada «otros productos navideños» que ascienden a 14’5 millones de kilos.

En una noticia que hemos leído en el diario La Voz de Asturias se asegura que son los habitantes de esa comunidad los que resultan ser más golosos. El consumo de azúcar, leche y productos navideños es más grande allí que en cualquier otra zona de España y lo cierto es que nos parece un dato que evidencia la inteligencia de estas personas. Ni que decir tiene que, a pesar de este dato, todo lo que tiene que ver con el anhelo de polvorones, mantecados y otros dulces navideños es algo que podríamos decir que está extendido en todo el territorio español.

Es cierto que uno de los motivos que explican el alto consumo de polvorones y mantecados en España es el carácter tradicional de estos productos. Sin embargo, no es menos verdad que el surtido de sabores y el carácter artesanal de su elaboración constituyen otra serie de razones por las cuales hay miles de personas que cada año esperan la Navidad y degustar uno de estos manjares. Así nos lo han hecho saber los profesionales de Somos los Artesanitos, quienes han apuntado además que el consumo de productos como de los que estamos hablando también está creciendo durante otros momentos del año que no son el periodo navideño.

Cada vez exportamos más productos de este tipo 

La gastronomía española está considerada como una de las mejores de todo el mundo según los expertos en la materia. Como consecuencia directa de ello, podríamos decir que nuestro país ya tiene experiencia en la exportación de productos alimentarios que son elaborados aquí. En los últimos años, se está produciendo exactamente esta situación en lo que respecta al mercado de polvorones y mantecados. Y es que son cada vez más los países que deciden comprar alimentos de este tipo a empresas españolas.

El motivo de que eso sea así es más que evidente. El sabor de los polvorones y mantecados españoles es especial y tiene un poder tremendo para cautivar cualquier tipo de paladar. Con la globalización y la adquisición de los nuevos procesos que ella requiere, se ha entendido puentes para la venta de estos productos al extranjero y ya son muchos los países, desde algunos más cercanos como Francia, a algunos más alejados como Japón, que ya nos los piden en grandes cantidades año a año. ¡Les entendemos perfectamente!

Ni que decir tiene que todo esto que estamos comentando le viene de perlas a la economía española. En general, el sector alimentario siempre suele traer buenas noticias para una economía como la nacional, y todo lo que tiene que ver con polvorones y mantecados viene a refrendar esa hipótesis. De lo que nos tenemos que encargar de aquí en adelante es de asegurar que eso siga siendo así y de que la imagen de los polvorones y mantecados de nuestro país siga siendo tan buena como está demostrando ser en los últimos años.