¿Por qué es rentable para las empresas invertir en sostenibilidad?

¿Por qué es rentable para las empresas invertir en sostenibilidad?

Las empresas siempre deben estar actualizadas con las tendencias del momento y las preferencias siempre cambiantes y en evolución de su público objetivo. Por ejemplo, hoy en día, lo que manda es la preocupación por nuestro impacto en el medio ambiente.

En vista de los efectos tan dañinos que sabemos que hemos causado en nuestro planeta y lo resentidos que están nuestro espacios y recursos naturales, ahora buscamos llevar un estilo de vida más sostenible y ser más responsables y ecológicos como consumidores, al buscar empresas y productos que practiquen procesos de producción y elaboración ecológicos.

Por tanto, como en toda tendencia, aquella empresa que  no se adapte a las nuevas exigencias mandando en el mercado, terminará pereciendo. Y las ganas por seguir en el tope del mundo de los negocios se nota en la innumerable cantidad de marcas que ya están practicando procesos sostenibles y que están elaborando alternativas sustentables a sus productos de siempre. Incluso, los empaques en los que viene los productos no se salvan de ellos y también están pasando por este filtro totalmente verde.

Así, el desempeño de una empresa se ha comenzado a medir en las tres dimensiones de la sostenibilidad: económica, en términos de seguir siendo rentable, ambiental que es la que mide como  gestiona los recursos y su huella en el medioambiente, y por último la social.

Las empresas no han dudado en asumir el reto de buscar soluciones más amigables con nuestro planeta, asumiendo que no solo se trata de los hábitos ecológicos que podamos practicar cada uno en nuestras casa, sino en la oferta de productos y servicios por parte de las mismas. Además que estas saben que sus acciones no solo se reflejarán en una mejora para nuestro planeta, sino que también representará un aumento en su rentabilidad.

En este sentido, aunque al principio pudo llegar a parecer que el cambiar los procesos de producción, adquirir materiales biodegradables y elaborar productos sostenibles implicaba una alta inversión solo por complacer las exigencias de un mercado con mentalidad más verde, hoy en día las empresas conocen los beneficios en termino de rentabilidad que obtienen con estas prácticas.

En cuanto a esto, Mariluz Castilla, asesora senior en la consultora PwC y secretaria general técnica del Grupo Español para el Crecimiento Verde expone “Al principio, la covid-19 dejó a los empresarios un poco noqueados, pero poco a poco están asumiendo que tenemos que reconstruir este mundo, que la pandemia nos ha cambiado y que esa reconstrucción debería ser en clave sostenible”.

De hecho, en  su opinión, el futuro de las empresas que no están haciendo estos cambios en sus procesos y en los productos y servicios que ofrecen a su público tienen un negro porvenir en el mundo de los negocios. Mientras que, aquellas empresas que están surgiendo ahora ya con esta mentalidad de abastecer al público con ofertas ecológicas, están encontrando una gran cabida para afianzarse y crecer  en el mercado.

«Las nuevas empresas que nacen teniendo claros los valores relacionados con la sostenibilidad aprovechan muy bien el hueco de mercado que existe, pero las grandes, ya establecidas, tienen el deber de incorporar esos objetivos en su estrategia», explica la secretaria.

Y es que Castilla también advierte que, en las actuales circunstancias, «ya no es un tema colateral, sino estratégico. El mundo de la sostenibilidad está lleno de oportunidades de negocio en todos los sectores».

La importancia de los ODS para las empresas

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y conocidos en Europa y España a través de la Agenda de Desarrollo Sostenible o Agenda 2030, comprenden los objetivos que han adoptado los líderes a nivel mundial en su lucha por acabar con problemas sociales como la pobreza y la degradación del planeta entre otros; las cuales esperan estar cerca de cumplir para el 2030.

Así, los ODS se han propuesto sentar un marco para el desarrollo sostenible y por lo tanto, le proporcionan a las empresas una guía en la que basar sus acciones enfocadas en sostenibilidad, llegando a formar un parte casi esencial en la nueva filosofía de producción y oferta que deben tener las diferentes empresas del mercado.

Para el logro de dichos objetivos, no solo tienen que colaborar en conjunto con las empresas del sector en la promoción de hábitos de producción y consumo más ecológicos si no que necesitan que las empresas inviertan en ello. De hecho, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el monto exacto a invertir entre 1,7 y 3,4 billones de euros con fecha tope de hasta el 2030, tanto de parte del sector público, como del privado. Sin embargo,  no todo se trata de invertir, sino también en genera empleo, exactamente unos 380 millones de puestos de trabajo a nivel global.

En vista de ello, el 50% de las grandes empresas considera una tarea primordial la de promover la responsabilidad social para con nuestro medio ambiente. Según una encuesta realizada por la cadena de centros de coworking Impact Hub Madrid queda evidente que las empresas ven como una labor importante hacer cambios dentro del sistema organizacional. Por ejemplo, la implantación del teletrabajo después de lo visto en la cuarentena, y el cuidado del impacto a nivel social y ambiental, frente a lo cual,  el 42% de los encuestados está considerando adoptar  nuevas medidas relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Así, en España, las empresas se han comprometido con esta misión, con un 78% de las compañías españolas según un estudio de PwC. Y lo hacen en mayor medida que la media internacional, que es del 72%.

¿Por qué la sostenibilidad es rentable?

Hemos hablado mucho sobre las inversiones y los esfuerzos que se necesitan para implementar el nuevo modelo de vida sostenible; sin embargo, hay que mencionar también que esto traerá su recompensa para las empresas, las cuales gozarán de las ventajas que, Bioplásticos Alhambra, expertos en productos sostenibles, nos comentan a continuación:

  • Persistencia en el mercado

Al incorporar productos y procesos que apoyen el nuevo estilo de vida sustentable nos aseguramos la preferencia de nuestro público y por lo tanto nuestra supervivencia y éxito en el mercado.

  • Diferenciación

En relación al punto anterior, la sostenibilidad no solo hace que las empresas no desaparezcan del mercado, si no que les da el toque de diferenciación y competitividad que tanto buscan; sobre todo ahora que hay muchas empresas que aún no se involucran en la tendencia y por sobre las que pueden posicionarse en términos de preferencia.

  • Eficiencia

La sostenibilidad nos permite hacer un uso más eficiente de nuestros recursos, ya que por ejemplo, podemos ahorrar energía, agua, y materiales de producción, entre otros.

  • Conexión con los consumidores

Al reflejar esta mentalidad más verde con nuestros productos y nuestras acciones como marca, nos ayuda a construir una mejor reputación entre los consumidores que se sienten más identificados con las marcas que comparten su preocupación por el planeta y que les ayuda, con sus productos y servicios a contribuir a su mejora. De esta manera, lograremos que nuestra audiencia nos prefiera, e incluso, fidelizarlos al conseguir establecer un nexo emocional con ellos.

  • Reputación de la marca

Como dijimos en el punto anterior, los consumidores que buscan marcas que los apoyen en sus intentos por cuidar el ambiente les darán su respeto y aprobación, mientras que las que no, serán penalizadas con su rechazo. Como decía W.Buffett: “Se tarda 20 años en construir la reputación de una marca y sólo 5 minutos en arruinarla. Si piensas en esto, trabajarás de otra forma”.

  • Competitividad

Acciones como reducir el consumo de agua o las emisiones de GEI son, hoy en día, casi una exigencia de parte de consumidores y proveedores. Que una empresa las practique o no, determinará que estos tomen una decisión a su favor y por sobre otras marcas. Tanto así, que ya son muchas las empresas españolas que han comenzado a practicar estas políticas de  sostenibilidad para seguir siendo competitivas.

  • Liderazgo

La sostenibilidad que refleje tu empresa la hará más atractiva para socios, proveedores y público en general, quienes te preferirán y te entregarán su lealtad.

  • Rentabilidad

En una encuesta realizada por MiTSloan y el BCG entre directivos de empresas de Gran Consumo, la gran mayoría de los entrevistados declararon haber cambiado sus modelos de negocio para incluir políticas de sostenibilidad, y en consecuencia, haber mejorado la rentabilidad de sus compañías.

Y es que la sostenibilidad es rentable, no solo por la reducción en los costes de producción, transporte y otros procesos industriales, sino también a la hora de medir resultados. Esto porque al lograr la preferencia de los clientes por encima de otras marcas que no profesen esta filosofía, tus ventas irán en aumento.

  • Satisfacer las exigencias del consumidor

Mientras que hoy en día solo se trata de un asunto de competitividad, más adelante se convertirá en una exigencia mínima para cualquier empresa, por lo que es mejor ir haciendo la transición ahora y no esperar a estar al punto del olvido para hacerlo.

 

Deja una respuesta