Vivir de alquiler contado en primera persona

Vivir de alquiler contado en primera persona

Independizarse supone para muchos jóvenes el primer paso importante en su vida por varios motivos, pues la independencia económica adquirida permite solventar el problema de pagar un alquiler o hipoteca. Aunque precisamente, por los requisitos que piden los bancos para aceptar una hipoteca, así como los cambios en el pensamiento social, hacen que las hipotecas sean poco frecuentes.

Pensemos que hemos salido de una crisis en la que los jóvenes que actualmente se están independizando, han visto en las noticias día si o día también durante muchos años historias de gente que ha perdido su piso y todo lo que tenía porque no podía pagar la hipoteca. Al fin y al cabo, los jóvenes, aunque ingenuos no son tontos, y no todos cometen los errores de sus mayores.

En el artículo de hoy tengo la oportunidad de contar cuál ha sido mi experiencia a la hora de firmar mi primer contrato de alquiler, ya que soy de esos jóvenes que ha podido independizarse. Además de dar mi experiencia, diré cuáles son las ventajas y desventajas  de alquilar un piso, apoyándome en un artículo de Idealista.

La búsqueda de un piso de alquiler

El teletrabajo se ha convertido en una seria realidad para muchas personas, y es mi caso. Gracias a que mi trabajo se realiza totalmente por ordenador, y a que una empresa con mentalidad abierta me contrató, conseguí la oportunidad que mucha gente desea y de la que luego se arrepiente, trabajar desde casa. Esta manera de trabajar te permite trabajar en casa sin ir a la oficina, lo que es positivo pues te da libertad, pero te la quita al no moverte de casa, pues hay muchas distracciones, y si no acabas el trabajo en el horario laboral te toca restar tu tiempo libre para acabarlo.

A la hora de alquilar un piso, es importante saber que necesitas, pues de lo contrario puedes alquilar un espacio muy grande que no vas a utilizar y que estás pagando. Pero alquilar una casa pequeña también puede ser un error pues necesitarás más espacio, lo que supone alquilar otros espacio que vuelven a costar dinero.

En mi caso, no dudé en contactar en una inmobiliaria especializada en alquilares que me ofreciera diferentes opciones. Además te ayuda mucho si tienes prisa por encontrar piso, ya que dispone de diferentes opciones de antemano, que en mi caso fueron la solución al asunto de buscar un hogar.

Dado que me tuve que trasladar de la capital a Denia, contacté con Romer Playa, una inmobiliaria especializada en pisos de alquiler en Denia, así como cualquier otro tipo de alojamiento. Elegir una inmobiliaria local es clave para encontrar piso rápido, ya que disponen de los mejores contactos.

Con qué me quedo de vivir de alquiler y con que no

Una de las primeras cosas que pensé cuando me planteé a la hora de pensar si alquilar o comprar una vivienda, fue en cómo está el mercado inmobiliario. Y la respuesta es que al alza, los precios de las viviendas han subido, dado que los bancos conceden hipotecas cada vez con más frecuencia.

Pero para plantearte si te merece la pena comprar más que plantear, tienes que pensar a largo plazo. En concreto si vas a estar trabajando y vas a querer vivir en el mismo sitio durante una gran parte de tu vida. Si tienes un trabajo fijo con una nómina cuantiosa no tendrás problema para que te concedan una hipoteca. De lo contrario necesitarás avales, y puede suponer un problema para muchas personas.

En el caso de que esto sea un problema, el alquiler es tu opción, pues te permite mudarte de prisa cada cierto tiempo. Esto es positivo de cara a saber cuáles son tus necesidades, si te gusta vivir cerca o alejado del centro, si necesitas más o menos habitaciones, o si estás preparado para comprar.

Uno de los puntos positivos es que el mantenimiento del piso y los elementos esenciales del mismo en un alquiler son a cargo del arrendador, pero todas las obras o mejoras que realices en la vivienda son a cargo del arrendatario, por lo que es importante que tengas en cuenta si una casa necesita obras antes de entrar a vivir de alquiler.

 

Deja un comentario